Inicio | Mapa del Sitio | Contactos | Sugerencias
PREVALENCIA DEL ÍNDICE CARIES EN GESTANTES QUE ASISTEN AL HOSPITAL REGIONAL UNIVERSITARIO JOSÉ MARÍA CABRAL Y BÁEZ EN EL PERIODO AGOSTO-SEPTIEMBRE DEL 2007. PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Administrator   
Martes 11 de Mayo de 2010 15:29

 

Por:
 
Tió, Lina   2000-0490
Suriel, Sergio   2002-0036
Reyna, Fe   2003-0458
Inoa, Annery   2003-0652
Fabián, Anibelty   2003-0704

 

Resumen
En República Dominicana, se realizó un estudio sobre principales enfermedades orales en el Hospital Regional Universitario José María Cabral Y Báez, en el año 1985, en el cual se determinó que el 92.4% de las mujeres embarazadas examinadas, presentaban caries dental, quedando también esclarecido, que existe una relación entre la prevalencia de caries y el grado de escolaridad y menor ingreso.
 
Este estudio es de tipo descriptivo de corte transversal. En dicha investigación se trabajó con una muestra de 285 mujeres gestantes que asistieron al área de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez.
 
Objetivo
Determinar la prevalencia del índice de Caries en gestantes de 14 a 44 años que asisten al área de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez.
 
Enfocamos la investigación tanto en el ámbito odontológico como en la educación para la salud, aplicando las destrezas adquiridas durante la formación y ejercicio profesional.
 Este estudio es de tipo descriptivo de corte transversal. En dicha investigación se trabajó con una muestra de 285 mujeres gestantes que asistieron al área de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez.
 
Se le entregó a cada paciente una hoja de consentimiento informado, mediante el cual tenían que dar su aprobación. Luego se realizó el examen oral, utilizando los códigos del índice CPOD y por último se tabulaban los CPOD individuales de cada gestante.
 
Resultados  
El mayor promedio en el nivel de edad, lo obtuvieron las gestantes entre 37 a 44 años de edad, con una media de .42 y el menor promedio obtenido, se encontró en las edades de 14 a 22 años, con una media de .38. En cuanto a nivel de escolaridad El promedio mayor lo obtuvieron las gestantes pertenecientes al nivel de media, obteniendo estas una media
de .67 y el menor promedio obtenido fue el de nivel primario con una media de .40. Continuando con las semanas de gestación la media más alta obtenida corresponde al tercer trimestre de embarazo con una media de .40 y el menor promedio obtenido fue el primer trimestre, con una media de .34. Para finalizar se observó que en cuanto a la cantidad de embarazos, el promedio mayor estuvo en las mujeres multigestas, con una media de .40 y el menor promedio se encontró en las primigestas con una media de .37.
 
 
Introducción
 
1.1 Antecedentes
A través del tiempo se han realizado estudios orientados a conocer el nivel de salud oral que presentan las gestantes en diversas comunidades y países, buscando establecer la relación entre la aparición de caries con el periodo gestacional y otras diversas variables.
 
Para la realización de dichos estudios epidemiológicos, se ha utilizado el método de medición a través de un índice, que muestra el número de ocurrencias de caries, dientes obturados y perdidos en una población específica. Este se conoce como índice epidemiológico CPOD.
 
 La caries dental es uno de los problemas más estudiados por los estomatólogos, aunque cabe destacar, que no se han realizado una gran cantidad de estudios destinados a conocer la prevalencia del índice CPOD en mujeres gestantes. La gran parte de los estudios han sido dirigidos hacia la población infantil. Dentro de las investigaciones que conciernen a gestantes se encontraron las siguientes.
 
 
 
 
 
   En República Dominicana, en el año 1985, se realizó una investigación en el Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez, en la cual se determinó que el 92.4% de las mujeres embarazadas, presentaban caries dental. Por otra parte, se estableció que existe una relación entre la prevalencia de caries con el grado de escolaridad e ingresos, demostrándose que a menor grado de escolaridad y menor ingreso mayor es el número de afecciones bucodentales en las embarazadas (1).   
 
En el período 2000 - 2001 en la localidad de Pinar del Río, Cuba, se realizó un estudio acerca del conocimiento sobre salud bucal y principales enfermedades bucales en embarazadas, en el cual se efectuó también un examen bucal a 65 mujeres gestantes, en el que predominó la cantidad de dientes obturados, seguido por los careados, y por último los perdidos. Se demuestra que la enfermedad bucal más frecuente en las embarazadas, es la caries dental, que predomina en el 84.6% de las gestantes (2).
 
En Argentina en el año 2001, Ana M. Delgado e Ida Laura Benito, realizaron un estudio en 258 embarazadas acerca de la salud oral, conocimientos y actitudes de las embarazadas, en donde las gestantes admitieron haber recibido servicios odontológicos. Los resultados fueron “rehabilitaciones en el 20.8% y prestaciones mutilantes (extracciones) al 10,2% del grupo I mientras que el grupo II el 9,5% recibió rehabilitaciones y el 11,9% extracciones dentarias” (3).
 
 
 
En el período 2002 -2003 en el estado de Miranda, Venezuela, el Dr. Lucio Manuel Sosa, Valeska Caraballo y Marcos López, realizaron una investigación en gestantes referidas por el servicio de Alto Riesgo y Obstetricia al Servicio de odontología. En dicha investigación se expresa que “De un total de 2544 dientes examinados, en el servicio de odontología del Hospital Victorino Santaella, durante el período 2002-2003; Se puede deducir que el fenómeno de la caries se refleja en la población de 89 casos de pacientes gestantes que acudieron a consulta con un índice CPOD grupal de 10,61=11, interpretándose como 11 dientes en promedio, que han sido tratados, extraídos u obturados” (4). Se comprobó que el mayor índice encontrado fue en mujeres de 35 a 43 años, confirmando que el CPOD es proporcional a la edad.
 
En México, en el año 2002, Gabriela Ruiz de León, Roberto Gómez García y Raymundo Rodríguez G., realizaron un estudio en 103 pacientes embarazadas, que se atienden en una clínica de consulta externa de seguridad social. “En donde se encontró una prevalencia del 99.0% de caries dental, con índice CPOD de 13,8% correspondiendo 7.1 a cariados, 2.4 a perdidos y 4.3 a obturados’’ (5).
 
 
 
 
 
En un estudio realizado en Venezuela en el 2006, se establece que de un total de 251 mujeres embarazadas, se encontró que el mayor promedio de CPOD reportado fue de unos 19,92 dientes afectados. En dicho estudio no se estableció una relación directa entre el embarazo y la caries dental (6).
 
1.2 Importancia y justificación 
En investigaciones realizadas, se ha demostrado que existe un alto índice de prevalencia de caries dental en mujeres embarazadas. En Cuba, se registró que en 65 mujeres embarazadas la enfermedad bucal más frecuente fue la caries dental, con un porcentaje 84.6% (2).
 
 Para la OMS, “Las enfermedades bucodentales, como la caries dental, la periodontitis (enfermedad gingival) y los cánceres de la boca y la faringe son un problema de salud de alcance mundial que afecta a los países industrializados y, cada vez con mayor frecuencia, a los países en desarrollo, en especial entre las comunidades más pobres”(7). Se estima que esta problemática representa entre el 5% y el 10% del gasto sanitario de los países industrializados, dicho presupuesto excede los recursos de muchos países en desarrollo (7).
 
Por otra parte, The World Oral Health Organization en su reporte de salud oral del 2003, afirmó que “La caries dental sigue siendo un gran problema de salud oral en la mayoría de los países industrializados, que afectan a 60-90% de los escolares y la gran mayoría de los adultos. Es también una enfermedad oral de mayor prevalencia en varios países asiáticos y latinoamericanos, aunque parece ser menos frecuente y menos
 
severa en la mayoría de los países africanos” (8).
 
   Las gestantes son consideradas como pacientes que requieren una atención especial de servicios odontológicos, con el fin de evitar situaciones inesperadas y problemas durante el embarazo, relacionados con patologías bucales. Por esta razón se hace necesario e indispensable conocer la frecuencia de caries, para así tener idea de la problemática y poder desarrollar programas de promoción y prevención de la salud oral para mujeres gestantes, con el objetivo que conozcan medidas preventivas, y las consecuencias que estas conllevan si estas no son tomadas en cuenta.
                                 
La prevención es fundamental para evitar enfermedades orales durante el embarazo. Es de vital importancia conocer las consecuencias de la caries en el periodo de gestación, esta es una entidad que debe ser tomada en cuenta por los ginecólogos, pediatras y estomatólogos, ya que puede ejercer como foco séptico localizado, con cierta influencia en la salud general de las embarazadas y con posibles repercusiones en el neonato. También, debe considerarse como foco doloroso, con sus consecuencias en cuanto a la ingesta de fármacos analgésicos y antibióticos y sus repercusiones en el neonato.
 
 
 
 
1.3 Planteamiento del problema
No han sido muchos los estudios dirigidos a conocer el nivel de salud bucal que presentan las mujeres embarazadas, a pesar de ser estas, un grupo de gran interés, en cuanto a salud bucal se refiere.
 
Es de vital importancia saber, que en el estado de gestación, ocurren una serie de cambios físicos, psicológicos y hormonales que podrían facilitar la aparición de enfermedad periodontal y la predisposición a caries dental (9), y posteriormente debido a estas y a la dificultad del empleo de tratamientos, ocurrir consecuencias de mayor magnitud. Sin embargo es trascendental para ginecólogos y estomatólogos conocer e informar a las gestantes sobre la importancia de la prevención de la caries dental y sus consecuencias tanto para ellas, como para el neonato.
 
Esta investigación busca dar respuesta a las siguientes interrogantes.
 
¿Cuál es la prevalencia del índice de Caries en las gestantes que asisten al Hospital Regional Universitario José María Cabral Y Báez?
 
¿Cuál es la prevalencia del índice de Caries en las gestantes que asisten al Hospital Regional Universitario José María Cabral Y Báez de acuerdo a la edad?
 
 
¿Cuál es la prevalencia del índice de Caries en las gestantes que asisten al Hospital Regional Universitario José María Cabral Y Báez de acuerdo al nivel de escolaridad?
 
¿Cuál es la prevalencia del índice de Caries en las gestantes que asisten al Hospital Regional Universitario José María Cabral Y Báez de acuerdo al tiempo de gestación?
 
¿Cuál es la prevalencia del índice de Caries en las mujeres gestantes que asisten al Hospital Regional Universitario José María Cabral Y Báez de acuerdo a la cantidad de gestaciones?
 
 
2.0 Objetivos
 
2.1 Objetivo general
 Determinar la prevalencia del índice de Caries en gestantes de 14 a 44 años que asisten al área de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez.
 
2.2 Objetivos específicos
Identificar el índice de prevalencia de Caries de las gestantes de acuerdo a la edad.
Determinar el índice de prevalencia de Caries en gestantes de acuerdo al nivel de escolaridad.
Establecer el índice de prevalencia de Caries de las gestantes de acuerdo al tiempo de gestación.
Determinar el índice de prevalencia de Caries de las gestantes de acuerdo a la cantidad de gestaciones.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3.0 Marco teórico
 
3.1   Diente
El diente es una estructura de origen ectodérmico y mesodérmico, y en su etapa de formación consta de tres partes, el órgano dentario que deriva del ectodermo, y posteriormente produce el esmalte, una papila dentaria que dará origen a la pulpa y a la dentina y el saco dentario que más tarde formará el cemento radicular y el ligamento periodontal (10). El diente es una estructura resistente y dura similar al hueso, el cual posee diferentes funciones, entre las cuales encontramos la masticación, la fonética y la estética. Se clasifican en incisivos, premolares, caninos y molares, cada uno con una función especifica de cortar, desgarrar, triturar y moler los alimentos.
 
    Los dientes se encuentran envueltos por el periodonto, que se compone por hueso alveolar, ligamento periodontal y encía. La estructura dentaria consta de tres componentes mineralizados:
Esmalte: Tejido orgánico más duro del cuerpo humano.
Dentina: Forma la mayor parte del diente.
Cemento: Cubre toda la superficie radicular.
Y una porción central de tejido conectivo gelatinoso suave denominado pulpa dentaria.
 
 
3.1.1 Esmalte
El esmalte o tejido adamantino es de origen ectodérmico. Es además el tejido calcificado más duro del cuerpohumano. Su función específica es recubrir la corona de las piezas dentarias, para de esta manera hacerlas más resistentes para la masticación. Está formado además por "bastones” o prismas, vainas del esmalte y una sustancia interprismática de unión (10).
 
El color de la cubierta varía entre el blanco amarillento y un blanco grisáceo. Se ha sugerido que el color está determinado por diferencias de transparencia del esmalte, y que los dientes blancos amarillentos poseen esmalte fino, transparente, a través del cual puede verse el color amarillo de la dentina y que los dientes grisáceos tendrían un esmalte poco opaco.
 
Este tejido se encuentra compuesto por:
Un 96% de materia inorgánica (cristales de Hidroxiapatita)
Un 4% de materia orgánica y agua
 
“Su alto contenido de materia inorgánica lo hace vulnerable a la desmineralización en medios ácidos, pudiendo padecer la caries. Este tejido se puede remineralizar mediante la aplicación de flúor, intercambiándose los cristales de hidroxiapatita por los de flúorapatita” (11).
 
3.1.2 Dentina
La dentina es un tejido mineralizado relativamente acelular. Está formada por células llamadas odontoblastos que se encuentran localizadas en la pulpa dental y que conservan su relación con la dentina durante toda la vida del diente, pudiendo autorepararse. Constituye la mayor parte de la estructura dentaria y se encuentra localizada por debajo del esmalte. Es un tejido sensible capaz de transmitir estímulos de dolor a la pulpa a través de sus fibras nerviosas (10).
Está compuesta por:
  • Un 70 % de tejido inorgánico compuesto por cristales de hidroxiapatita.
  • Y otro 30% restante formado por materia orgánica (proteínas colágenas) responsables de esa elasticidad y agua.
 
3.1.3 Cemento
Es un tejido especializado, de origen mesodérmico, calcificado, muy similar al hueso y cubre toda la raíz anatómica del diente. “El cemento proporciona el medio para la unión de las fibras que unen al diente con las estructuras que lo rodean” (10).
 
3.1.4 Pulpa
“La pulpa dental es un sistema de tejido conjuntivo compuesto por células, sustancialmente y fibras.” (12). Es de origen mesodérmico y su función primaria es la de producción de dentina. Otra de sus funciones es la de proporcionar nutrición a la dentina a través de los odontoblastos, transmitir sensaciones de dolor a través de sus fibras sensitivas y motoras y por último posee una función defensiva, capaz de formar dentina terciaria o reparadora en caso de agresión (10).
 
3.1.5 Ligamento periodontal
El ligamento periodontal es un tejido conjuntivo fibroso y denso que sustenta el diente y lo fija a su alveolo. Está formado por fibras ricas en colágeno que se organizan en grupos específicos con funciones concretas. Las células principales del ligamento son los fibroblastos con algunas células defensivas (13).
 
El ligamento tiene una función propioceptora y actúa como un colchón viscoelástico gracias a su sistema fibroso y elástico. Este tiene una gran capacidad de adaptación; responde a las sobrecargas funcionales ensanchándose para amortiguar la carga, principalmente durante la masticación.
 
 
No se encuentra exento de sufrir daños, ya que, se puede inflamar e infectar causando una periodontitis debido a bacterias localizadas en la superficie de la raíz del diente o secundaria a una pulpitis, debido a las bacterias que salen a través del extremo final o ápice de las raíces.
 
 
3.1.6 Hueso alveolar
El hueso alveolar sustenta los dientes, formando la otra inserción para las fibras del ligamento periodontal. Este consta de dos placas de hueso cortical separadas por hueso esponjoso.
 
El hueso es un tejido dinámico que constantemente se está formando y reabsorbiendo según las necesidades funcionales. Este es fácilmente reabsorbido por mediadores inflamatorios, pero en condiciones normales, la cresta alveolar se mantiene unos 2 mm. apical a la unión cemento-esmalte (13).
 
3.2      Caries dental
La caries dental significa “la degradación o ruptura de los dientes. Esta es una forma de destrucción progresiva del esmalte, dentina y cemento, iniciada por la actividad microbiana en la superficie del diente” (14).
 
Es principalmente una afección de los tejidos duros del diente, estos progresivamente van desmineralizándose hasta reblandecerse, y consecuentemente existe una destrucción total del tejido. Es importante añadir que es una enfermedad cuya etiología es multifactorial.
 
3.2.1    Teorías de producción de la caries dental
Existen numerosas teorías referidas al proceso de la caries dental, sin embargo, las de mayor repercusión hasta 1960 son las teoría de Miller o quimioparasitaria, la teoría de Gottlieb o proteolítica y la teoría de Schatz y Martín (15).
 
3.2.1.1   Teoría quimioparasitaria o acidógena
Se enunció a finales del siglo XIX, en el 1890 por el norteamericano W.D. Miller y expresa que “La desintegración dental es una enfermedad quimioparasitaria constituida por dos etapas netamente marcadas: descalcificación o ablandamiento del tejido y disolución del residuo reblandecido” (14). Afirma que la iniciación de la caries es debido a la acción de ácidos producidos por la acción metabólica de bacterias sobre ciertos sustratos (15).
 
     3.2.1.2   Teoría proteolítica
Esta teoría se atribuye a Gottlieb, quien en 1944, sugirió que las enzimas proteolíticas liberadas por las bacteria bucales destruyen la matriz orgánica del esmalte, de modo que, los cristales se desprenden y la estructura colapsa” (15).
 
En otras palabras la caries es provocada por microorganismos que penetran el esmalte, desintegrando las proteínas y consecuentemente los elementos orgánicos de la dentina y esmalte, seguido por una disolución de los componente orgánicos.
 
 
 
 
3.2.1.3 Teoría de la proteólisis - quelación
Es una ampliación de la proteolítica y añade la quelación (fenómeno químico por el cual una molécula puede captar el calcio de otra), lo que produce un desequilibrio y desintegración. 
 
Esta teoría fue establecida por Schatz, Martin en la década de 1950. Atribuye la etiología de la caries a dos reacciones simultáneas interrelacionadas, que son la destrucción de la matriz orgánica y la pérdida de apatita por disolución, por el ataque de enzimas bacterianas que actúan como agentes quelantes, los cuales son capaces de remover los iones de calcio de la estructura dentaria (15).
 
 
3.3 Elementos participantes en el proceso carioso
Al ser la caries un proceso de etiología multifactorial, se deben de tomar en cuenta una serie de factores que actúan conjuntamente, entre los cuales se encuentran:
 
3.3.1 Microorganismos
EL microorganismo de mayor potencial cariogénico es el Steptococcus Mutans, pero también pueden encontrarse los siguientes:
 
S. Salivarius
S. Milleri
S. Sanguis
S. Mitis
S. Intermedius
Lactobacillus Acidophilus
L. Casei
Actinomyces Viscosus
A.Naeslundii
 
3.3.2 Sustrato Oral
Dependiendo de la cantidad de ingesta diaria tanto de alimentos como de líquidos, se puede favorecer o no el inicio de caries; puesto que, algunos alimentos pueden actuar como sustratos dando lugar a microorganismos y consecuentemente a la placa y ácidos (16).
 
1. Características físicas de los alimentos                  
Los alimentos pegajosos, son más propensos a ocasionar caries debido a su contextura, además de que se mantienen por un mayor tiempo en contacto con los dientes a diferencia de los líquidos que tienen un factor adherente mínimo (16).
 
2. Composición química de alimentos
Dependiendo del nivel de sacarosa de los alimentos pueden o no favorecer a la producción de caries. Así, los alimentos ricos en azúcares tienden a producirla con más facilidad (16).
 
 
3. Tiempo de ingestión
 La ingestión de carbohidratos durante las comidas implica una cariogenicidad menor que la ingestión de esos alimentos entre las comidas (16).
 
4. Frecuencia de ingestión
Existe un mayor riesgo de producción de caries, mientras más frecuente sea la ingestión de alimentos cariogénicos. Principalmente si la ingesta ocurre entre comidas (16).
 
3.3.3 Sensibilidad del huésped
En la cavidad oral se observa que ciertos dientes se afectan y otros no lo hacen, y que algunas caras de los dientes son más susceptibles a la caries que otras, aún en el mismo diente (16).
 
   3.3.4 El tiempo
La interacción de los factores mencionados requiere de tiempo para que se produzca la caries (16).
 
3.3.5 Placa bacteriana
En 1963, Dawes describió la placa bacteriana como una colección de colonias bacterianas adheridas firmemente a la superficie de los dientes y mucosas, y que no puede ser removida por un simple enjuagatorio con agua (17).
 
La formación de la placa se describe en tres fases secuenciales:
 
1era: Formación de la película adquirida. Las glicoproteínas son absorbidas por el esmalte produciendo una capa orgánica acelular poco estructurada.
 
2da: Los microorganismos colonizan la película adquirida dando lugar a la formación de la placa bacteriana.
 
3era: Maduración y crecimiento de la placa bacteriana y la multiplicación de bacterias.
 
La placa está compuesta por dos fracciones principales:
La fracción acelular que constituye entre el 10% y 20% y es la responsable de las interacciones químicas cuando está en contacto con el esmalte (17).
 
La fracción celular constituye entre el 30% y 50% de la placa que está constituida por proteínas.
 
 
 
 
 
Es considerada la principal causa de caries dental y de enfermedad de las encías, y es muy difícil de observar debido a que tiene el mismo color blanquecino de los dientes. Este contexto, hace referencia a la observación clínica de que, la placa dental aparece frecuentemente como una película en la superficie dentaria (17).
 
La placa dental contiene una pequeña cantidad de restos alimenticios y sólo unas cuantas células epiteliales. Esta debe distinguir de otros elementos de la superficie dental, tales como: película adquirida, cálculo dental, materia alba y restos alimenticios.
 
Existen muchos factores que favorecen la acumulación de la placa dental, estos van desde los simples como el mal cepillado, desplazamiento mecánico, el estancamiento y la disponibilidad de nutrientes y los complejos como los sistemas inflamatorios inmunitarios y los microbios. Las bacterias tienden a acumularse en las fisuras oclusales, en la parte superior de los puntos de contactos y el surco gingival (18).
 
 
       La placa dental se clasifica según su localización en supragingival y subgingival, según sus propiedades en adherente y no adherente, y por su potencial patógeno en cariogénica y periodontopatogénica.
 
 
 
La placa dental supragingival se encuentra en las superficies dentales y está constituida predominantemente por flora bacteriana sacarolítica Gram positiva, en las cuales se encuentran microorganismos cariogénicos; sin embargo, es posible que esta placa se extienda hasta el fondo del surco gingival y entre en contacto con la encía, recibiendo la denominación de placa marginal (17).
 
La placa dental subgingival se encuentra por completo dentro del surco gingival o de los sacos periodontales, y está constituida principalmente por flora bacteriana proteolítica Gram negativa en la cual se encuentran microorganismos periodontopatogénicos (17).
 
3.4 Estadíos clínicos de la caries
Inicial o de mancha blanca
Esta lesión puede  producirse tanto a nivel de fosas y fisuras como de superficies lisas del esmalte y superficies radiculares. Ocurre desmineralización del esmalte sin defecto estructural. Esta etapa puede ser revertida mediante la fluoración de la boca y la mejora de la higiene. Se puede observar una superficie opaca, de aspecto tizoso y sin brillo (19).
 
Caries superficial
Es la lesión que sólo ha afectado a la capa de esmalte, pero todavía no ha penetrado en la dentina.
 
 
 
Caries media
 La caries ha penetrado hasta la dentina y se extiende en dos dimensiones bajo el esmalte. Existe un amplio defecto estructural.
 
Caries profunda
  En dicha lesión la caries ha penetrado hasta las capas de la dentina del diente cerca de la pulpa.
 
Caries profunda complicada
Esta lesión cariosa da lugar a la apertura de la cavidad pulpar.
 
3.5 Clasificación de la caries dental.
 
3.5.1 Clasificación de Black
       Clasifica la caries dental de acuerdo a su localización en la estructura dentaria (16).
 
Clase I: Caries que se encuentran en las fosas y fisuras de premolares y molares. Fosas y Fisuras de los dientes posteriores y cíngulos de dientes anteriores. La parte vestibular también.
 
Clase II: Se localizan en las caras proximales de dientes posteriores.
 
Clase III: Caras proximales de dientes anteriores sin alcanzar el ángulo incisal.
 
Clase IV: Caras proximales de dientes anteriores abarcando el ángulo incisal.
 
Clase V: Se localiza en el tercio gingival o cervical de todos los dientes tanto en la cara vestibular como lingual.
 
Clase VI: Se llama atípica porque se encuentra en lugares pocos frecuentes, por Ej. : En la punta de una cúspide y la cara incisal.
 
3.5.2 Clasificación según el número de caras afectadas:
-Simple, afecta una sola cara del diente.
-Compuesta, afecta dos superficies dentarias.
-Compleja, afecta tres o más caras del diente.
 
3.5.3 Clasificación de acuerdo al tejido afectado:
Primer grado: afecta al esmalte.
Segundo grado: afecta el esmalte y la dentina.
Tercer grado: afecta el esmalte, la dentina y próximo a la pulpa.
Cuarto grado: afecta el esmalte, la dentina y la pulpa.
 
3.5.4 Clasificación por el grado de evolución:
Activas o agudas: Se caracterizan por ser de procesos destructivos rápidos y de corta evolución, generalmente con afección pulpar. Frecuente en niños y adolescentes.
 
Caries crónicas: Evolución lenta por lo que el órgano dentino-pulpar tiene tiempo de protegerse por medio de la aposición dentinaria.
 
Caries retenidas: Tipo de caries crónica poco frecuente que logra cierto grado de regeneración y puede permanecer sin avanzar por tiempo indefinido.
 
3.5.5 Otros tipos de caries.
 
3.5.5.1 Caries rampantes:
Presentan un cuadro de apariencia y avance rápido, afecta a todos los dientes. Puede afectar a niños, adolescentes y adultos. Tiene cierta
 
particularidad que la diferencia de las demás caries de avance rápido, y es que por lo general afecta superficies poco predisponentes a caries, como son las caras vestibulares de los incisivos (16).
 
3.5.5.2 Caries recidivante, secundaria o recurrente:
Consiste en un aumento de la actividad cariosa entre los límites de una restauración y el tejido sano circundante, puede deberse a un tratamiento erróneo, a una mala selección del material restaurador, a falta de medidas de higiene bucal en combinación con dieta cariogénica (16).
 
 
 
3.5.5.3 Caries radicular:
Cuando las lesiones periodontales retraen la encía, el cemento radicular queda en contacto con el medio bucal, haciendo esta superficie más susceptible a la caries en presencia de placa bacteriana (16).
 
3.6 Tratamientos de las lesiones cariosas
 
3.6.1 Obturación Dental.
Operatoria es la prevención y tratamiento de los defectos de los dientes naturales. Se denomina obturación al relleno que se coloca dentro o alrededor de una unidad con el objetivo de devolver al diente su función (20).
 
Se clasifican en:
Finalidad terapéutica: Su objetivo principal es devolver al diente su función perdida por un proceso patológico o trauma.
 
Finalidad estética: Es básicamente embellecer. Su finalidad es puramente estética sin olvidarse de la función correctiva para mejorar la salud bucal.
 
Finalidad protética:Su objetivo es servir de sostén a otros dientes, para modificar la forma o como punto de apoyo para una reposición protésica.
 
Finalidad preventiva: Para evitar lesiones futuras.
 
Finalidad mixta: en esta se combinan varios factores (20).
 
3.6.2 Exodoncia
 La exodoncia es el acto quirúrgico que mediante procedimientos mecánicos provoca la ruptura de los elementos de sostén y protección de la pieza dentaria, separándola de su alvéolo.
 
3.6.2.1 Indicaciones
 Es importante señalar que es necesario intentar conservar las piezas dentarias, pero existen casos en lo que no es posible la aplicación de tratamientos y es inevitable la extracción de la pieza dentaria.
 
      Dentro de estos casos encontramos, caries avanzadas que no sea posible su restauración, necrosis pulpar, cuando no es posible el tratamiento endodóntico, enfermedad periodontal severa, ortodoncia, fractura de raíces, dientes retenidos o super- numerarios, dientes relacionados con lesiones maxilares, entre otras (21).
 
3.6.2.2 Contraindicaciones:
Las contraindicaciones pueden ser locales o sistémicas.
 
Dentro de las locales encontramos, infección odontógena, pericoronaritis, dientes incluidos en tumor, dientes que han recibido radioterapia, gingivitis úlcero-necrotizante aguda, gingivo- estomatitis herpética, entre otras. (21)
 
     Dentro de las contraindicaciones sistémicas podemos citar las siguientes, hipertensión arterial, primer y último trimestre de embarazo, primeros seis meses después de un infarto agudo, enfermedades metabólicas como la diabetes, insuficiencia renal, coágulo-patías no controladas, leucemias y linfomas no controlados (21).
 
Es importante añadir que la exodoncia no está contraindicada científicamente durante el embarazo, pero sí debe evitarse este procedimiento durante el primer y último trimestre de gestación, teniendo en cuenta además que no debe tomarse radiografías sin protección previa.
 
3.7 El embarazo
“El embarazo comienza cuando el espermatozoide de un hombre fecunda el óvulo de una mujer y este óvulo fecundado se implanta en la pared del útero” (9).
 
El embarazo altera los esquemas hormonales normales de una mujer, uno de los primeros signos del embarazo es la pérdida del periodo menstrual. Otros síntomas son: aumento de la sensibilidad de las mamas, cansancio, náuseas, sensibilidad a los olores, mayor frecuencia en la micción, cambios de humor. Ciertas mujeres también experimentan deseos de sustancias poco usuales, como hielo, arcilla o almidón de maíz. Este estado, llamado pica, puede ser indicativo de una insuficiencia de hierro u otros nutrientes. Antes de la duodécima semana de embarazo es posible que algunos de estos síntomas remitan (9).
 
Los primeros meses del embarazo son los más críticos para el niño en desarrollo, ya que, durante este periodo se forman su cerebro, brazos, piernas y órganos internos. Es por esta razón que una mujer embarazada
 
debería tener especial cuidado antes de tomar algún tipo de medicación, si no es aconsejada por un médico que conozca su estado. Es recomendable evitar los rayos X y el consumo de tabaco y alcohol (9).
 
En la mujer se pueden observar diferentes lesiones orales, y condiciones más evidentes cuando estas van acompañadas con una higiene oral deficiente. En estudios realizados se ha llegado a determinar que la aparición de caries en la mujer embarazada, no está relacionada directamente con su condición, sino, que es causa de la deficiencia de higiene oral, por los cambios que ocurren en la mucosa oral e impiden la adecuada higienización (9).
 
3.7.1 Cambios hormonales durante el embarazo
Se observa un aumento de los niveles plasmáticos de estrógenos y progestágenos (estriol y progesterona). Además, la placenta actúa como órgano endocrino produciendo gonadotropina coriónica, somatomamotropina o lactógeno placentario, estrógenos y progesterona, así como andrógenos y hormonas corticales (9). Se puede observar un aumento de los niveles de progesterona, y en menor proporción, del cuerpo lúteo ovárico. Este aumento produce dilatación de los capilares gingivales, aumento de la permeabilidad y exudación gingival.
 
Los estrógenos más abundantes en la mujer embarazada son el estriol, la estrona y el estradiol. Parece ser que modifican la queratinización del epitelio gingival, hiperplasia, el estrato germinativo, alteran las elongaciones del tejido conectivo, provocan degeneración nuclear en las células epiteliales y discreta inflamación de la lámina propia; todo lo anterior, unido a los cambios vasculares, predispone a una respuesta más florida frente a los efectos irritantes de la placa (9).
 
3.7.2 Dieta   
Durante el período de gestación se observa una mayor apetencia por los alimentos dulces, que, junto con la alteración de los hábitos de higiene oral, dan lugar a un aumento de la incidencia de caries.
 
3.7.3 Etapas del embarazo
 
3.7.3.1 Primer trimestre (6° a 13° semana)
Se manifiestan ya algunos cambios fisiológicos, que son principalmente adaptativos para todo el proceso de cambios que se acerca: aumenta la frecuencia cardíaca y respiratoria; aumenta el
 
volumen sanguíneo, disminuye la presión arterial y se incrementa algo la temperatura corporal.
 
Hay también síntomas propios de este período, como son las náuseas y los vómitos moderados, especialmente matinales. Estos se mantienen habitualmente hasta cumplir tres meses (13° semana), donde comienzan a declinar (9).
 
 
3.7.3.2 Segundo trimestre (14° a 28° semanas)
 
En estos meses es muy posible que durante el embarazo sangren las encías con facilidad. Es una consecuencia normal de los cambios hormonales que vive el cuerpo. En ocasiones se desarrolla una tumefacción focal, muy vascular, conocida como Epulis del embarazo. El estomatólogo debe encargarse de recomendar a la gestante que hacer para tratar el sangrado de las encías (9).
 
Pueden ocurrir cambios en la pigmentación de la piel de la cara, los senos y los brazos. Puede haber retención de líquidos y aumento de sangre esto hace que las mujeres suden más (9).
 
3.7.3.3 Tercer trimestre del embarazo (29°a 40°semanas)
En estos últimos meses las gestantes pueden sentir molestias en la parte inferior de la caja torácica y tenga que orinar con más frecuencia debido a la expansión del útero, que presiona los órganos internos y el diafragma. Se aplastará el ombligo y quizá se vea la línea negra en el abdomen. El
 
útero empieza a contraerse en preparación para el parto. La piel se siente tirante y picazón en los senos. El cuello uterino se ablanda para el parto (9).
 
3.7.3.4 Momento para llevar a cabo el tratamiento odontológico en gestante.
Santana A y Col. Publicaron un artículo sobre salud bucodental y embarazo, en el cual  recomiendan:
 
Primer trimestre:
Tratamientos dentales de emergencia
Enseñanza de higiene oral, control de placa
Tratamiento periodontal conservador
No utilizar el oxido nitroso
 
Segundo trimestre:
Tratamientos de emergencias yelectivos.
Todo tipo de radiografías con previa protección con chaleco de plomo.
Enseñanza de higiene oral, control de placa.
Tratamiento periodontal conservador.
 
 
 
El momento ideal para el tratamiento dental es el tercer trimestre
Tercer trimestre:
Tratamiento de emergencia.
Evitar la posición supina durante tiempo prolongado. Visitas cortas al dentista. Se aconseja una posición semi-incorporada y con cambios de posición frecuentes.
Todo tipo de radiografías con protección previa.
Enseñanza de higiene oral, control de placa.
Tratamiento periodontal conservador.
Evitaremos al máximo cualquier tratamiento en las últimas semanas debido a la posibilidad de que presente un parto prematuro en el gabinete dental (9).
 
Durante todo el embarazo:
Programas de control de placa.
Evitar la anestesia general y la sedación intravenosa. Usar la anestesia local.
Evitar al máximo la administración de fármacos no necesarios.
Si bien no está justificado para todos los autores, la ingestión oral de un 1MG/ día de flúor a partir del cuarto mes de gestación que es cuando empieza la calcificación de los dientes temporales, podría estar justificada en función de ciertos estudios (9).
  
 
 
 
3.8 Índice epidemiológico CPOD
Actualmente el índice cariado, perdido, obturado (CPO), es el índice o método más aceptado y por lo tanto más utilizado universalmente, para la medición de caries dentales; el cuál fue introducido por Klein Palmer y Knutson en el año 1938 (14). Además de este índice encontramos el índice CEO adoptado por Gruebbel para dentición temporal en 1944. Se obtiene de igual manera pero considera sólo los dientes temporales cariados, extraídos y obturados. Se consideran 20 dientes.
 
El índice CPOD se apoya en el hecho de que los tejidos duros, no se curan por sí solos, por lo que hay que intervenir utilizando medidas irreversibles, ya sea restaurarlos si es posible o en su defecto extraerlos; partiendo de que si no recurrimos a estos métodos las caries lógicamente seguiría proliferándose hasta llegar a las últimas consecuencias. En este índice sólo se consideran 28 dientes pues los terceros molares no están incluidos.
 
La ventaja que brinda el CPOD es que es un índice sencillo y versátil. El observador registra un diente en su oportunidad como sano, cariado, obturado o ausente debido a caries, entonces la suma de los dientes cariados, obturados o ausentes será el índice CPO del individuo. El índice CPO de un grupo es la media de la cuenta de cada individuo.
 
 Para la clasificación de los dientes en cariados, perdidos y obturados existen diversos criterios.
 
Dientes cariados para CPOD (C = Caries):
Dientes que tengan cavidades claramente cariadas.
Dientes con fosas y fisuras pigmentadas y que haya retención del explorador.
Dientes que presenten restauraciones con materiales temporales.
Dientes que presenten obturaciones y caries en otras caras o en la misma cara.
 
Dientes perdidos para CPOD (P= Perdido):
Los restos radiculares cuentan como extracción indicada.
Dientes perdidos exclusivamente por caries.
No se debe utilizar este código para dientes perdidos por otras razones que no sean por caries.
 
Dientes obturados para CPOD (O= Obturado):
Se considera obturado cuando presenta una o más obturaciones sin recidiva de caries.
Cuando el diente presenta una corona artificial en buen estado (buen sellado marginal, no existan signos de inflamación del periodonto, buen estado de la porcelana entre otros.
 
 
 Dientes sanos en el CPOD (D= diente sano)
Un diente se considera sano cuando no existe evidencia clínica de caries ya sea presente o tratada.
Todas las lesiones dudosas se registran como sanas.
 
Dientes por extraer:
Dientes que no puedan ser restaurados.
 
3.8.1 Valores del índice CPOD
El índice epidemiológico CPOD se clasifica de la siguiente manera:
 
  0    El diente no está en boca, no erupcionado, espacio vacío de un diente perdido no por caries.
1     Diente cariado. No aplica dientes restaurados con prótesis.
2     Diente obturado con material definitivo.
3     Diente perdido exclusivamente por caries.
4     Diente para extraer.
5     Diente Sano.
 
 
 
 
 
 
 
3.8.2 Obtención del índice CPOD
El índice CPOD se obtiene de la siguiente manera:
 
CPOD = Cariado + Perdido + Obturado
               Cantidad de personas examinadas
 
En este estudio como se utiliza un coeficiente de prevalencia de caries, los datos se obtuvieron de la siguiente manera:
 
CPOD = Cariado + Perdido + Obturado
               Cantidad de dientes examinados
 
Donde los valores cercanos al máximo de (1) significan valores elevados de prevalencia de caries.
 
3.9 Comportamiento de los índices según las variables
 
3.9.1 Edad VS Caries
En el 2002 se realizó un estudio en Venezuela, en el Hospital General Dr. Victorino Santaella, en donde se comprobó que el promedio más alto de CPOD se encuentra en las gestantes entre las edades de 35 a 43 años (5).
 
Otro estudio realizado en Venezuela en el 2005, en 251 pacientes embarazadas, se comprobó que la mayor incidencia de lesiones bucales, se encontraban en las gestantes de 20 a 29 años (7).
 
En un estudio realizado en México en 103 pacientes embarazadas, se determinó que conforme aumenta la edad se aprecia un mayor número de dientes obturados y en menos proporción, aumenta el índice CPOD (6).
 
En una investigación realizada en Monterrey, México en el 2000, se determinó que no existe un patrón que pueda indicar que la edad tenga relación directa con la presencia de caries, ya que, en todas las edades el comportamiento es similar (22).
 
3.9.2 Semanas de gestación VS Caries
En el 2002, se realizó un estudio en Venezuela, en el Hospital General Dr. Victorino Santaella en donde el promedio más alto de CPOD se encontró en las gestantes cuyas semanas de gestación oscilan entre la 17 a 24 semanas. En el mismo estudio se expresa que no existe relación directa entre el embarazo y la caries dental, sino que, se va originando por ataques de ácidos sobre el esmalte de los dientes y por el aumento de consumo de hidratos de carbono y no como consecuencia del embarazo (4).
 
Un estudio realizado en México en 103 pacientes embarazadas, se determinó que la gestación no tiene ninguna correlación con los órganos dentarios cariados, perdidos u obturados; y que no se registran diferencias significativas entre la progresión del embarazo y la incidencia de caries (6).
 
 
Estudios realizados en diversos países, sugieren que debido a los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo, la mujer se vuelve susceptible a padecer gingivitis, por esta razón, disminuye la práctica de higiene bucal, por lo que se deposita placa dental sobre la superficie de los dientes, desencadenando el proceso carioso (2).
 
3.9.3    Nivel de escolaridad VS Caries
En un estudio realizado en Venezuela, en el periodo 2002-2003 en 251 mujeres embarazadas, se registró que el mayor índice de CPOD fue encontrado en las pacientes con grado universitario (4).
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
4.0 Métodos y técnicas
 
4.1 Tipo de estudio
Según el problema y objetivos planteados, el estudio realizado es de tipo descriptivo, de corte transversal y de fuente primaria, en donde se valora el índice de prevalencia de caries en gestantes que asisten al área de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez.
 
4.2 Población y muestra
El universo estuvo constituido por 1,101 mujeres gestantes que asistieron al área de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez, en la ciudad de Santiago de Los Caballeros, en el período de Agosto- Septiembre de 2007.
 
La muestra del estudio se obtuvo tomando como base la ecuación para el universo conocido y variable cuantitativa.
 
 n=     z2pqN
        e2 (N-1) + z2pq
 
n= 3.8416 (0.5)(0.5) 1,101
0.0025 (1,101-1) + 3.8416 (0.5)(0.5)
 
n=  1,057.4004
       2.75 + 0.9604
 
 
 
 
n= 1,057.404
        3.7104
   
n= 284.98      
 
 En donde: (Restricciones muestrales)
n= Tamaño de la muestra
Z= nivel de confianza. 95% = 1.96
P= probabilidad de ocurrencias del índice CPOD = 0.5
Q= probabilidad contraria p (1-p) = 5% = 0.5
e = 5% = 0.05
N= tamaño de la población = 1,101
 
Criterios de inclusión y exclusión
Para una adecuada selección de las unidades de observación, se tomaron en cuenta los siguientes criterios de inclusión y exclusión.
 
4.2.1 Criterios de inclusión
Mujeres que asistan al área de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez.
Mujeres embarazadas que firmen la hoja de consentimiento informado.   (Ver anexo I)
Mujeres embarazadas de 14 a 44 años de edad.
Mujeres de nacionalidad Dominicana
 
 
 
 
 
4.2.2 Criterios de exclusión
Mujeres con discapacidad mental.
Mujeres con discapacidad física.
Mujeres con discapacidad motora.
Mujeres diabéticas.
Mujeres con prótesis removibles.
Mujeres gestantes que presenten aparatología ortodóntica.
Mujeres gestantes menores de 14 años y mayores de 44 años de edad.
Mujeres gestantes de nacionalidad extranjera.
 
4.3 Variables y su operacionalización
Caries
Edad
Nivel de escolaridad
Tiempo de gestación
Cantidad de gestaciones
La operacionalización de las variables para este estudio se realizó tomando en cuenta los siguiente pasos.
 
Definición de las variables
Dimensión de las variables
Indicador
Escala         (Ver anexo II)
 
 
4.4 Instrumento de recolección de información
De acuerdo a la operacionalización de las variables, se diseñó una ficha conformada por datos generales del paciente y datos específicos del índiceepidemiológico CPOD. (Ver anexo III)
 
4.5 Validación de instrumentos                                
Para la validación del estudio se realizó una prueba piloto en el Centro de Atención Primaria Juan XXIII. En esta se trabajó con el 10% de la muestra, la cual estuvo constituida por 29 mujeres gestantes que cumplían con los criterios de inclusión.
 
 Esta prueba nos permitió garantizar la confiabilidad de la información, así como también, la selección de los operadores por calibración del menor margen de error en el diagnóstico clínico y de las anotadoras por mayor agilidad en la valoración del índice epidemiológico CPOD.
 
La calibración se realizó de la siguiente manera: Por pareja se examinó un grupo de 5 mujeres embarazadas. Cada equipo examinador, exploró este grupo dos veces. Durante esta fase los examinadores y registradores no podían discutir entre ellos, ni con los otros miembros del otro equipo, los hallazgos y diagnósticos realizados.
 
 
 
 Los hallazgos de cada grupo sirvieron de referencia y comparación, para evaluar el grado de acuerdo inter e intraexaminador. Las condiciones y procedimientos de la exploración y registro, serán las mismas que en el estudio final. 
 
4.6 Procedimiento de la recolección de información
Mediante un formulario que reúne todas las variables, cada integrante del equipo debió efectuar la recopilación de los datos de todas las pacientes que formaron parte de la muestra.
 
 El grupo se dirigió al área de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez, para obtener información acerca de la asistencia de adolescentes y adultas en periodo gestacional, en el horario matutino y vespertino.
 
Se avisó por escrito al director del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez, explicándole en qué consistía la investigación y solicitando su colaboración para la realización de la misma en dicho centro.
 
Luego de obtener el registro de asistencia, se procedió a obtener la muestra representativa, mediante la utilización de la fórmula estadística correspondiente, dicha muestra estuvo constituida por 284 mujeres gestantes.
 
Para la realización de las actividades se determinó que los días para la ejecución del estudio serían de lunes a viernes en las tandas matutinas de 8 am a 12 pm y vespertinas de 2 pm a 5 pm. Dos parejas de operadores con sus respectivos anotadores y un organizador.
 
 El grupo estuvo constituido por cinco integrantes: dos operadores, dos anotadores; calibrados previamente y un organizador encargado del control y desinfección del instrumental de trabajo. Los operadores estuvieron a cargo de la evaluación oral de las pacientes, los (as) anotadores (as) registraron los datos en las fichas. El organizador estuvo a cargo de la preparación de las bandejas, esterilización de los instrumentos, y de ofrecer una breve charla didáctica sobre prevención, causas y consecuencias de la caries dental; antes de iniciar el proceso de evaluación. En ocasiones fue necesario darles la charla individualmente por la desorganización y caos que había en la sala de espera.
 
Las pacientes antes de iniciar las actividades, debieron dar su aprobación para participar en el estudio, mediante su firma en la hoja de consentimiento informado. 
 
Después de obtener el consentimiento, se procedió a la realización del examen dental, el cual contó con la clasificación de los dientes sanos, cariados, perdidos, obturados y extracción indicada, utilizando para este: uniforme, guantes, máscara, una bandeja compuesta por espejo de visión frontal, explorador, pinzas de algodón y algodón.
 
El área de trabajo fue un consultorio médico, el cual contaba con muy buena iluminación e higiene.
 
 Antes de iniciar el examen oral, se secó la superficie dentaria con rollos de algodón, para facilitar la identificación de caries. Se examinaron todas las caras de las piezas dentarias, iniciando en la superficie oclusal, vestibular, lingual y áreas interproximales, utilizando siempre el explorador y espejo de vista frontal.
 
Luego de obtenido los datos se procedió a calcular el índice epidemiológico CPOD de cada gestante examinada.
 
Por último se analizaron y se tabularon los datos.
 
4.7 Procesamiento de los datos
La información de los datos obtenidos se procesó a través del programa estadístico SPSSVS 14.0 y los programas Microsoft Word y Microsoft Excel. Las variables cualitativas se procesaron por medio de la prueba T Student y las cuantitativas a través de Anova.
 
 
 
 
 
 
4.8 Plan de análisis
Los datos obtenidos fueron tabulados en cuadros y gráficos. Las variables se analizaron por medio de desviación estándar y media.
 
Los cruces de variables fueron los siguientes:
Edad Vs Prevalencia de caries
Nivel de escolaridad Vs Prevalencia de caries
Tiempo de gestación Vs Prevalencia de caries
Cantidad de embarazos Vs Prevalencia de caries
Discusión
 
En la actualidad la caries dental sigue siendo la patología dental más prevalente en la sociedad, por tanto, ha sido objeto de estudio de distintos organismos encargados de la salud buco dental.
 
Analizando los resultados de nuestra investigación, encontramos que según la edad, el promedio más alto del índice de prevalencia de caries en las gestantes se encontró en las edades comprendidas entre 37 a 44 años de edad, con una media de .42, coincidiendo así con un estudio realizado en Venezuela en el 2002, en el cual el promedio más alto se presentó en las gestantes de 35 a 43 años de edad.
 
Sin embargo, en un estudio realizado en Venezuela en el 2005,el mayor índice CPODse encontró en las gestantes de 20 a 29años de edad. Por otra parte, en un estudio realizado en México, se determinó que conforme aumenta la edad se aprecia un mayor número de dientes obturados y menos proporción aumenta el índice CPOD.
 
En nuestro estudio, el menor promedio obtenido del índice de prevalencia de caries, se encontró en las edades de 14 a 22 años, con una media de .38; y el grupo de mujeres gestantes de 37 a 44 años presentó el promedio mayor de CPOD con un .42 %.
 
 
En cuanto al nivel de escolaridad, se observó que el mayor índice de prevalencia de caries se encontró en nivel de educación media con una media de .67 a diferencia de un estudio realizado en el 2002-2003 en Venezuela, donde el promedio más alto se encontró en pacientes con grado universitario.
 
En nuestra investigación el menor promedio del índice de prevalencia de caries obtenido fue el de nivel primario con un .40 y el mayor el nivel medio con una media de .67, y por debajo de éste, el nivel universitario con una media de .52, por tanto podemos concluir que no existe una relación entre el nivel de escolaridad con el índice de caries.
 
Con respecto a los resultados obtenidos en cuanto a las semanas de gestación, determinamos que no existe una diferencia significativa en comparación con otros estudios realizados, tales como, el estudio realizado en Caracas, Venezuela en el 2005 y el realizado en Miranda, Venezuela en el 2002, donde el mayor índice de CPOD se encontró en el segundo trimestre de embarazo, por tanto en comparación con nuestro estudio no podemos decir que hay una diferencia marcada, ya que los resultados obtenidos en el mismo, arrojan una media de un .39 en el segundo trimestre de embarazo y .40 en el tercer trimestre.
 
Referente a las semanas de gestación, se obtuvo el mayor promedio del índice de prevalencia de caries en el tercer trimestre de embarazo, con una media de .40, a pesar de que entre el segundo y el tercer trimestre no existe una diferencia estadísticamente significativa, con una media de .39 en el segundo trimestre. Y el menor promedio obtenido fue el primer trimestre con una media de .34, es decir, que a mayores semanas de gestación aumenta el índice CPOD.
 
En último lugar, se observó que en cuanto a la cantidad de embarazos, el promedio mayor del índice de prevalencia de caries estuvo en las mujeres multigestas, con una media de .40 y el menor promedio se encontró en las primigestas con una media de .37.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Conclusión
Basados en los resultados y en la discusión de los mismos, podemos decir que:
1. En el nivel de edad, el promedio mayor del índice de prevalencia de caries lo obtuvieron las gestantes entre 37 a 44 años de edad, con una media de .42, mientras que el menor promedio se encontró en las edades de 14 a 22 años, con una media de .38.
 
2. Con respecto al nivel de escolaridad, el promedio más alto se encontró en las gestantes pertenecientes al nivel de media, obteniendo estas una media de .67, por otra parte el menor promedio obtenido fue el de las gestantes pertenecientes al nivel primario con una media de .40.
 
3. En cuanto a las semanas de gestación, el promedio más alto correspondió a las gestantes del tercer trimestre de embarazo con una media de .40 y el menor promedio a las gestantes pertenecientes al primer trimestre, con una media de .34.

4. Por último, con respecto a la cantidad de embarazos, el grupo de las mujeres multigestas obtuvieron la media más alta, representada por un .40 y el menor promedio las mujeres primigestas con una media de .37.
 
 
 
 
 
 
 
Recomendaciones
 
 Tomando en cuenta los resultados de la investigación y las conclusiones expuestas es oportuno plantear las siguientes recomendaciones:
 
  • Implementar programas de promoción y prevención de salud oral, dirigidos específicamente a la mujer en general, mediante charlas en los centros hospitalarios, difusión a través de medios de comunicación de masas, tales como radio, televisión y prensa escrita.
 
  • Alertar a las autoridades e instituciones públicas y privadas de servicios de salud correspondientes, para que implementen un programa económico que facilite a las gestantes, el acceso a los servicios odontológicos.
 
  • Nuevas campañas educativas que fomenten la salud oral promoviendo la adopción de medidas preventivas de salud bucal en gestantes y las consecuencias que pueden desencadenar el no aplicarlas.
 
 
 
 
 
 
  • Realizar el seguimiento de los programas de promoción y prevención donde esté incluida como línea de acción la salud bucal en mujeres gestantes.
 
  • Realizar el perfil epidemiológico en salud oral en diferentes municipios y centros de salud de las gestantes para desarrollar las normativas que se implementarán en la prevención de las gestantes.
 
  • Analizar la tendencia a través del tiempo de las patologías orales diagnosticadas en la población objeto.
 
  • Preparar a la comunidad con la información necesaria, para que estén capacitados de llevar a cabo las medidas preventivas.
 
  • Realizar apoyo y seguimiento a las acciones del plan de atención básica en el campo de proyección social en los respectivos municipios.
Conclusión
 Podemos concluir que no existe una relación entre el nivel de escolaridad con el índice de caries. Que conforme aumenta la edad, semanas de gestación y a mayor cantidad de embarazos existe un aumento del índice de prevalencia de caries.

 

Última actualización el Martes 11 de Mayo de 2010 15:40
 

Hospital Regional Universitario José María Cabral y Baez ( HRUJMCB )
© 2009 Todos los derechos reservados.
 

BananaLink.Net